Creo en ti, amigo


Si tus ojos brillan de alegría al encontrarnos, creo en ti, amigo.

Si compartes mis lágrimas y sabes llorar con los que lloran, creo en ti, amigo.

Si tu mano está abierta para dar y tu voluntad es generosa para ayudar, creo en ti, amigo.

Si tus palabras son sinceras y expresan lo que siente tu corazón, creo en ti, amigo.

Si sabes comprender mis debilidades y me defiendes cuando me atacan, creo en ti, amigo.

Si tienes valor para corregirme con amabilidad, creo en ti, amigo.

Si tienes paciencia para perdonarme cuando me equivoco, creo en ti, amigo.

Si sabes orar por mí, y brindarme buen ejemplo, creo en ti, amigo.



Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *