María sonríe cada vez que sale el sol


puesta sol¿Sabes cuál es la primera frase que se pone en boca de María en el Evangelio? Dice:¿CÓMO SE HARÁ LO QUE DICES SI NO TENGO RELACIONES CON NINGÚN HOMBRE?” Lo dice justo después de que el ángel le diga que va a nacer de ella el Hijo de Dios, que se llamará Jesús. Dicho de otra forma, sería algo así como: “¿CÓMO SE HARÁ REALIDAD LO QUE DIOS ME PIDE SI YO SOY INCAPAZ DE HACERLO?”
Quizá pienses que a ti Dios nunca te ha pedido nada, pero si lo piensas despacio, verás que no es cierto. Quizá no eres consciente de que Dios te haya pedido nada a ti personalmente, pero si estás atento, verás que hay cosas que sabemos que Dios nos pide a todos: decir la verdad y no mentir, tratar bien a los demás en lugar de criticarles y fastidiarles, intentar que el mundo sea más justo y solidario, ser gente
de paz y no arreglar las cosas con violencia… En fin, tú mismo puedes poner más ejemplos. Y es normal que a nosotros nos pase lo mismo que a María: que nos vemos incapaces de hacerlo, porque es difícil, porque nos complica la vida, porque es más cómodo ir a lo nuestro…
Por eso, María es una mujer que nos ayuda y nos anima: Dios ya sabe que nosotros solos no podemos hacer casi nada, pero contamos con su ayuda. Sin Él no haríamos casi nada, pero sin que nosotros pongamos todo de nuestra parte, Dios tampoco lo puede hacer,
ya que respeta nuestra libertad y tenemos que ser lo que decidamos que queremos dejarnos ayudar por Él y su Madre.
Pidamos hoy a Dios que nos ayude en eso que cada uno sabe que más le cuesta hacer. No olvides que para Dios, no hay nada imposible.




3 comentarios en “María sonríe cada vez que sale el sol

  1. Mercy Sedamanos

    gracias por estas bonitas reflexiones me han sido de mucha ayuda, soy docente de un colegio católico. Suerte y que Dios les bendiga.

    Reply
  2. petrusVitulus

    Por “casualidad” me he encontrado con la página de ste blog. Gracias, por vuestra generosidad, lo que me inspira que haga una entrada en mi modesto blog, sobre esto mismo. Nuestros egos son muy fuertes y la gratuidad en estos tiempos no se prodiga demasiado.
    Me ha gustado lo que decís de la Virgen. Lo que me parece “imposible”, Tu lo puedes hacer, si yo doy mi consentimiento

    Reply

Responder a petrusVitulus Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *