¡La Navidad ya está aquí!


¡La Navidad ya está aquí! Una época del año protagonizada por las comidas y cenas familiares y los propósitos de año nuevo. Pero también por el exceso y el consumo descontrolado en la mayoría de los países desarrollados. En Reflejos de Luz estamos encantados de recibir la Navidad y queremos que la disfrutéis al máximo, pero sin perder de vista el medioambiente y el cuidado del planeta. Por ello, hemos recopilado una serie de consejos para que podáis disfrutar de unas fiestas sostenibles y responsables.

1. Planificad los menús para evitar el desperdicio alimentario
La meta 3 del ODS 12 de la Agenda 2030 exige reducir a la mitad el desperdicio mundial de alimentos. Según la FAO, actualmente cada año se desperdician 1.300 millones de toneladas de alimentos, que representan cerca de un tercio de los producidos a nivel global. La mayoría de ellos se despilfarran en el hogar (42%) y en el proceso de fabricación (39%), mientras que en los establecimientos de restauración y catering sólo se malbaratan el 14%.

Una de las claves para evitar o reducir el desperdicio alimentario durante las fiestas de Navidad es planificando muy bien los menús y las cantidades de alimentos según el número de comensales para cada comida. Además de la planificación de los menús, también se puede optar por opciones más económicas y sostenibles para estas fechas como, por ejemplo, las verduras, legumbres y frutas.

Asimismo, también se recomienda hacer una compra local y de temporada, ya que lleva asociada una menor huella de carbono y repercute en la economía local. Por último, si a pesar de estos consejos sigue sobrando comida, no la tires: opta por guardarla, congelarla o repartirla entre los invitados.

2. Elaborad adornos con materiales reciclados
A pesar de que los adornos navideños no sean un bien de primera necesidad, a todos nos gusta decorar la casa y darle un toque navideño durante las fiestas. Y es que todos tenemos al alcance de la mano algunos objetos como, por ejemplo, corchos de vino, palés o botellas de vidrio con los que podemos fabricar de manera sencilla los adornos navideños para el hogar.

Así, por ejemplo, se pueden crear los personajes y elementos del Belén con corchos de botellas o cartones, elaborar un árbol de Navidad original con un palé de madera o fabricar adornos para el árbol con tubos de papel higiénico. En caso de que en casa no seáis de manualidades, también podéis optar por dar un paseo por el bosque y recoger hojas, ramas, piñas y materiales naturales para utilizar como objetos de decoración. Con ello también estaréis realizando ejercicio físico, indispensable para mantener la salud y el bienestar durante las fiestas.

3. Regalad experiencias en lugar de objetos materiales
Regalar experiencias, además de ser más sostenible que regalar bienes materiales, es una manera extraordinaria para demostrar nuestro cariño a los seres queridos. Se trata de regalos inolvidables, que rompen con la rutina, refuerzan nuestro vínculo con la persona afortunada, no ocupan espacio y nos regalan felicidad y momentos extraordinarios. Apostad por los derechos de la Infancia, en estos días de forma muy especial.

Hoy en día hay propuestas de experiencias para todos los bolsillos, por lo que no necesariamente se deben regalar planes caros: una simple excursión en la montaña con picnic, un taller de postres o un paseo por la ciudad puede ser planes perfectos, económicos y especiales.

4. Colaborad con iniciativas solidarias
Al margen de las reuniones de amigos y familiares, la Navidad siempre se ha relacionado con la solidaridad y los buenos propósitos. Aunque esto debería ocurrir durante todo el año, no está de más cambiar nuestros hábitos en estas fechas y pasar unas Navidades más solidarias. ¿Cómo? Regalando cajas solidarias, participando en un proyecto social con el que nos gustaría colaborar estos días del año. Se trata de pequeñas acciones que ayudan a las personas más vulnerables y contribuyen a un mundo mejor y más solidario.

Nuestro compromiso con la Agenda 2030
En Reflejos de Luz estamos comprometidos con la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible. Por ello, a través de nuestra campaña solidaria de Navidad trabajamos para contribuir, de manera transversal, a todos los ODS de este plan de acción, que tiene el objetivo de poner fin a la pobreza, asegurar el acceso a los servicios sanitarios, luchar contra la desigualdad y la injusticia, frenar el cambio climático, entre otros. Y es que, sin duda, todos tenemos el deber de construir el mundo que queremos.

¿Te animas a celebrar unas Navidades sostenibles y responsables?
¡Desde Reflejos de Luz te deseamos una Fe



Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.