¿Las distancias separan?


 

La distancia no es algo clave para sentirnos cerca o lejos de las personas.

Hay personas que tenemos al lado y están a kilómetros de nosotros y otras que tenemos lejos las sentimos muy cerca.

En realidad lo que acerca o distancia es la relación creada con el otro, la sintonía que se hay entre ambos, la capacidad de compartir desde dentro, la confianza para mostrarnos tal cual somos, el diálogo creado con la palabra y con el corazón…

Nos sentimos cercanos a Dios, sin embargo no lo vemos físicamente pero si miramos a nuestro interior siempre nos acompaña y forma parte de todo lo que emprendemos.

Del mismo modo, las personas importantes de nuestra existencia no necesitan la presencia constante porque siempre hay un pedazo de nuestro corazón que alberga a los que queremos y cuenta con ellos en lo fundamental de lo que somos.
Encar_AM
www.reflejosdeluz.net


Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *