Latidos que son Misioneros


Id por todo el mundo y predicad mi Evangelio a toda criatura (Mc 16,15)

Latidos que están con los que sufren, con los que entregan su vida a los más pobres y débiles.

Enviemos latidos de amor a tantos misioneros que se dan por entero.
—————————–

Necesitamos ser testigos que hagan visible, y por eso, creíble, al Dios de Jesús. Acoger la luz que su vida nos ofrece y dejar crecer en nosotros el deseo de cultivar las actitudes que este tiempo de tormenta reclama, para vivirlas al estilo de Jesús.

Necesitamos acoger la realidad con verdad y esperanza. Ser mano tendida para aquellos a quienes las olas zarandean y envuelven. Así seremos creíbles y mostraremos que el Dios amor sigue vivo en la historia, a pesar de la noche, la tormenta, el caos.

Jesús nos interpela, se continúa preguntando a quién enviar al mundo y a cada pueblo para testimoniar su amor, y nos sigue llamando: “Rogad, pues, al Señor de la mies que mande trabajadores a su mies” (cf. Mt 9,35-38)

Que este mes misionero de octubre lo vivamos como una invitación y un desafío para cada uno de nosotros, para ayudar a hacer posible el cambio que queremos para el mundo, empezando por uno mismo. Las siguientes palabras del obispo auxiliar de Bangassou, Mons. Jesús Ruiz, nos pueden animar y motivar a ello:

“La opción misionera ad gentes comporta toda la vida; es una cuestión de amor, y en el amor no valen experiencias. El amor exige fidelidad hasta el final: aquí y allá. De esto han hablado y siguen hablando los 70 millones de mártires por causa de Jesús de Nazaret. Aquellos que fueron desgastando sus vidas en silencio: «No hay mayor amor que dar la vida por aquellos que se ama».

La misión ad gentes es, ante todo, una expresión de la gratuidad de Dios. Dios se da, se entrega sin pedir nada a cambio… La misión es darse.

La misión ad gentes conlleva una actitud de salida… Salir hacia las fronteras de la humanidad: la guerra, el hambre, la explotación…

Otra característica de este tipo de misión es la opción por los más pobres. Se trata de compartir vida y destino con aquellos que no cuentan, aquellos que no son noticia”




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *