Vivir de nuevo


Cada nuevo día es una oportunidad para crecer, para realizar lo que el día anterior dejamos sin hacer, para dejarnos iluminar por los rayos del sol que, al fin y al cabo, son reflejos  de vida que Dios nos manda cada mañana.

¿Te has parado a pensar por un momento que este día que comienza un regalo más de los muchos que Dios te envía?

¡Abre los ojos! ¡mira a tu alrededor! ¡estira tu cuerpo y ensancha tu corazón!… porque este día no volverá ya nunca y son muchas las oportunidades que tienes de aprovecharlo al máximo dando lo mejor de ti mismo.

¡Déjate empapar por la luz! no te quedes en las sombras del ayer y renace cada día… porque…
La batalla de la vida no siempre la gana el hombre más fuerte, o el más ligero, porque tarde o temprano, el hombre que gana es aquel que cree poder hacerlo. – (Napoleon Hill)


Encar_AM
www.reflejosdeluz.net




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *