¿Cuál es el camino?


La vida no es un camino trazado que traemos al nacer.
No existe GPS para nuestro trayecto pues a medida que vamos caminando crecemos, aprendemos, maduramos… de tal forma que el camino va cambiando conforme a nuestros intereses, creencias, vivencias y experiencias.
Jesús nos dijo «Yo soy el camino, la verdad y la vida».
Realmente es el único camino estable que nos puede dar luz para elegir el nuestro.
Cuando tus vivencias te presenten caminos alternativos en los que tengas que elegir párate a pensar con calma, no te aceleres, déjate aconsejar, contempla, reza… pon aquello que quieres llegar a ser o a hacer en manos de Aquel que es el verdadero Camino… y con seguridad Él te acompañará en ese trayecto que tú mismo elijas.
Dios no quiere máquinas, nos hizo de carne y hueso para ofrecernos la libertad de elegir en cada momento aquello que queremos, pero también nos ofreció su mano bondadosa del Padre que sabe ir más allá de los caminos trazados, de forma que experimentemos continuamente la caída, el fango, la dureza de la tierra, la facilidad de la cuesta abajo, el cansancio del camino y la esperanza de seguir siempre por el camino escogido teniendo como compañía inigualable su sombra continua y perpetua.

Encar_AM
www.reflejosdeluz.net



Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *