El regalo de las personas


Hay personas que aparecen en nuestra vida inesperadamente ofreciéndonos la sorpresa de la novedad, el cambio, el dinamismo y el espejo de aquello que queremos vivir.
Esas personas vienen envueltas en papel de colores sin conocer nosotros su contenido pero… a medida que vamos abriendo el regalo descubrimos, pausadamente y con agradecimiento, todo lo que nos aportan.
Llegan de una forma humilde, disponible, abierta, respetuosa… Llegan sin hacer ruido, observando, contemplando… Llegan sin grandes pretensiones, y posiblemente, en inferioridad de condiciones a las nuestras… pero llegan con fuerza.
Su fuerza es la sencillez, la apertura y la propia inseguridad de caminar muchas veces por el vacío de lo desconocido. Su apoyo es la vivencia profunda de un Dios que mora en su interior y el lazo que las envuelve no las ata para ser quienes son y crecer desde la fe.
Gracias por esas personas que llegan a nuestra vida aportándonos el obsequio del esfuerzo y voluntad.
Encar_AM
www.reflejosdeluz.net



Artículos relacionados

Un comentario en “El regalo de las personas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *